Año 2, Número 79
Informe Semanal: 29 de octubre al 4 de noviembre de 2018.

 

Demasiada tensión y expectativa en torno a un proyecto de ley (Presupuesto) que el gobierno y los medios se encargaron de sobredimensionar. Tal vez haya sido la primera vez en la historia argentina en la cual el tratamiento del presupuesto público haya generado disturbios callejeros e intervenciones parlamentarias tan subidas de tono, con amenazas de pugilato y otras indecorosas actitudes. Por lo general suele ser una sesión muy declamatoria pero demasiado aburrida para el ciudadano medio.
Que la rápida aprobación del presupuesto 2019 es parte de los compromisos que asumió el Gobierno ante el FMI para acceder a “fondos frescos” y que su aplicación rigurosa traerá un ajuste brutal sobre amplios sectores sociales no es novedad para nadie. Pero, como lo anticipamos en alguno de nuestros informes anteriores, no se acabará el mundo si el proyecto fuera rechazado o postergado. Mucho menos se acabará el mundo si no se cumpliera, una posibilidad altamente probable habida cuenta la capacidad de gestión financiera que demostró el gobierno en los casi tres años de su gestión, un déficit que el mismo FMI conoce y ya no se empeña en disimular.
Mientras tanto, la economía real sigue retrocediendo y la recesión durante los meses que quedan del presente año y en gran parte del año entrante posiblemente sea mucho más acentuado de lo que el Gobierno está hoy dispuesto a reconocer.
En la última semana de octubre, el INDEC dio a conocer sus más recientes informes estadísticos sobre la marcha de la economía.

La actividad económica en agosto cayó -1,6% respecto del mismo mes del año anterior y retrocede al mismo nivel que registraba en abril de 2017. Los sectores de la industria y el comercio fueron los más afectados. Entre los sectores “ganadores” se ubica, en primer lugar, la actividad pesquera y la de servicios públicos (electricidad, gas y agua).
La canasta básica alimentaria en el mes de septiembre fue de $ 7.300,38. Esto implica que aumentó +8,5% respecto del mes de agosto y +43,1% respecto de septiembre del año anterior.
La encuesta mensual a supermercados señala que las ventas (a precios constantes) del mes de agosto de 2018 cayeron -4,2% respecto de agosto de 2017.
La única buena noticia en la economía de bienes y servicios provino, esta vez, del sector externo. Luego de 20 meses consecutivos de déficit comercial, el valor de las exportaciones argentinas superó al de las importaciones y produjo un módico superávit de USD 314MM. Por supuesto, “una golondrina no hace el verano” y debemos ir viendo cómo sigue esta tendencia.

Ver Informe CompletoSuscribirme